Desde el año 2013 un libro de firmas recoge las dedicatorias de las personas relacionadas con el mundo de la música y de la cultura que han tenido ocasión de conocer el órgano, bien como organistas, maestros organeros o relacionados con los ámbitos de la música culta. Desde aquella fecha, decenas de personas relevantes han puesto por escrito los sentimientos que el órgano renacentista les ha deparado.

El libro, un ejemplar de cuidado diseño artístico al estilo de los antiguos volúmenes litúrgicos, lleva una dedicatoria o justificación en la que se rinde homenaje a quienes, a lo largo de los siglos, ejercieron en Garrovillas en oficiales musicales. El libro de firmas ser inicia con este prólogo: “Este libro de firmas pretende ser un homenaje a quienes a lo largo de los siglos han tenido algún protagonismo en el cultivo de la música en Garrovillas de Alconétar. Sirve, pues, a la memoria de Domingo Marcos Durán, fray Juan de Garrovillas y a quienes han sabido conservar y mantener el órgano renacentista der Santa María de la Consolación. También a todos aquellos que han formado parte de los oficios musicales que florecieron en esta villa entre los siglos XV al XVII: organeros, organistas, maestros cantores, artesanos al servicio de la liturgia religiosa y de las artes del canto y de la interpretación. Y a todos los garrovillanos que con su entusiasmo y su presencia han sido y continúan siendo el apoyo fundamental para el mantenimiento de este singular instrumento musical y litúrgico y de los conciertos que en él se ofrecen. Garrovillas de Alconétar. Marzo 2013”

organo-libro-firmas-2
El primero en firmar fue el catedrático y compositor Miguel del Barco Gallego, a quien le cupo la suerte de reinaugurar el órgano renacentista tan pronto fue restaurado por Gerard de Graf en 1990. Han firmado, entre otros muchos , organistas u organeros de la talla de Francis Chapelet, Eric Brottier, Miguel del Barco Díaz, Francesco Cera, Raúl Prieto Ramírez, Juan Carlos Ortega Valverde, Luis Estella y la directora de orquesta Mercedes Padilla.